Doral (Florida), la Adolescente

Vista aérea del Central Park de Doral, Florida. Foto: City of Doral (PA).

Una reseña sobre Doral, en Florida, una joven ciudad que apenas entra en la adolescencia.

Fernando Nunez-Noda

Cuando uno sale de la niñez las cosas se complican, pues hay muchos cambios que suceden muy rápido. Antes era más simple: Vacas y grandes campos de golf, pero en 2003 Doral llegó a la mayoría de edad y se hizo Ciudad. Ya estaba en capacidad de administrar su propio presupuesto y tomar decisiones de 15 millas cuadradas (39 km2) de área, un territorio grande para alguien tan joven.

Pero no nos engañemos, tiene muy poca edad en realidad. En Florida está la ciudad más antigua de EEUU: St. Agustine (451 años), pero también algunas de las más jóvenes. Miami, por ejemplo, tiene poco más de un siglo, de modo que las primas de Doral son novicias en comparación con la tía Boston, que tiene 386 años.

Esta juventud, sin duda resulta un tanto confusa. En la última década han crecido las comunidades (urbanizaciones bajo un nombre) y con ellas shopping malls y plazas, pero también han llegado centenares de negocios y empresas que van desde Carnival Cruise hasta aquellos de shipping o warehousing, pasando por Publix, Starbucks, Winn Dixie, más de 50 instituciones financieras y comercios tanto externos como doralinos. De hecho, hasta el Presidente de EEUU tiene presencia importante con un negocio privado: El Doral Trump Golf Resort and Spa. Y ¡oh crecimiento! 12.000 locales más planeados para los próximos años.

Hasta las planicies se han elevado, por ejemplo, en Downtown Doral hay dos torres de +20 pisos cada una. Hace apenas una década no había edificios altos en Doral, digamos mayores de 10 pisos, pero ahora se levantan aún dispersos e incipientes. Claro, ni comparación con la prima Miami, tercera en EEUU con más de 300 edificios “high-rise” y el más alto de 789 pies (240 mt) y 64 pisos.

Una auténtica ciudad del nuevo milenio

Otro indicio del cambio, tiene que ver con las hormonas. De los 55.000 residentes de Doral, la media de edad es 34 años para ambos sexos, lo cual implica una población esencialmente joven y escuelas llenas de muchos adolescentes. Esta es la médula de los “millennias”, los nacidos después de 1984 que hoy viven una adolescencia real a la par de la ciudad, agregando que el umbral de la edad “millennial” coincide con la edad promedio mencionada.

Entonces Doral es una ciudad esencialmente “millennial” que hoy sufre un verdadero influjo de “teenage angst”, una crisis de crecimiento que es también una oportunidad de redefinirse en positivo. Y para ejercitarse, con 9 parques públicos para hacer deportes, jogging y actividades culturales diversas.

Como todo adolescente, no conoce límites, así que además del International Mall dentro de sus linderos, el mismísimo Dolphin Mall suele creerse en Doral cuando realmente está fuera, en Fontainebleau. Pero igual la usa como suya, pues sin duda le debe la mayor parte de su dinamismo a la ciudad que nos ocupa en este artículo.

Sí, obviamente un adolescente debe estar estudiando. Allí Doral no tiene excusa: 10 colleges, universidades y escuelas técnicas, escuelas públicas, charter o privadas todas con estatus “grade A”, una más de las razones por las que muchas familias llegan a nuestra ciudad.

Los cambios de personalidad

El crecimiento, pues, ha sido acelerado. De repente, de 2008 en adelante, comenzó a tener un influjo progresivo de inmigrantes latinoamericanos, principalmente venezolanos. Más del 80% de su aumento de población ha ocurrido en estos últimos años, y ahora su composición es de 90% de inmigrantes provenientes de Latinoamérica.

Esto, por supuesto, produce una alteración de la conducta. Por un lado, venezolanos que han traído no solo arepas y emprendimiento, sino que también han empujado un crecimiento que a la ciudad le ha costado absorber, pero que hasta ahora ha logrado. Igual así colombianos, brasileños y cubanos componen un mosaico de caracteres nacionales que se suma a la personalidad colectiva, con sus fenotipos, costumbres, música y comidas.

No obstante, a la par surge una generación de niños criados desde el preescolar en Doral, que hablan inglés nativo pero con innumerables referencias culturales del país de origen de los padres, un rasgo imborrable en una urbe con tanta población de origen exógeno, ello es, nacidos en otros países.

Así, los cambios psicosociales de nuestra localidad han tenido sus altas y bajas. Por un lado, una diversidad fuera del promedio, por otro una obvia alteración de la marcha diaria de Doral. Cada oleada de inmigración tarda en adaptarse y muchos de ellos traen por inercia prácticas de sus países de origen que trastocan las leyes y reglas, traduciéndose en quejas, multas, adaptación hasta que venga otra oleada, y así…

Autoestima

La adolescencia se caracteriza por un deseo de encajar, de ser aceptados y reconocidos. En ese sentido, Doral no se puede quejar, pues tiene suficientes trofeos para llenar las repisas de su cuarto. Eso es bueno para su autoestima, ya que la estimula a seguir adelante y sentirse satisfecha consigo misma.

¿Ejemplos? La mejor ciudad de Florida para Start-ups según BusinessWeek; buena noticia para emprendedores que quieren lanzar nuevos negocios. Forbes, un monitor del ambiente corporativo del país, la nombró #2 de las “Top 25” ciudades para vivir bien por sus amenidades culturales, ambientes pro-negocios y fuerza de trabajo altamente educada.

CNNMoney.com le dio el puesto 51 entre los sitios para vivir y lanzar negocios en EEUU, US News & World Report la nombró el “tercer mejor lugar para retirarse”, mientras que el 95,5% de los habitantes de Doral recomiendan la ciudad para vivir/trabajar, calificando su calidad de vida como buena/excelente. Si eso no es tener autoestima o razones para mantenerla alta…

Doralzuela

Es cierto que Doral tiene inmigración de países como Colombia, Argentina y Brasil, pero es la venezolana la que compone cerca del 15% de sus habitantes. Negocios venezolanos pululan a lo largo de la ciudad, las arepas, cachapas, empanadas, tequeños y otros platos típicos se consiguen como en ningún otro lugar de EEUU, de hecho, de 2012 a 2016 hubo un Alcalde venezolano en Doral, Luigi Boria.

Así, muchas de las inversiones de los últimos años han sido de venezolanos, quienes también sostienen gran cantidad de negocios diversos.

Entonces…

Doral comienza su camino con buen pie. El reto de la nueva administración es restablecer un necesario balance ente desarrollo y calidad de vida, entre aculturación y rapidez de integración al nuevo país.

Que esta adolescencia se recuerde con cariño dependerá de todos los habitantes, trabajadores y gobernantes. Y tenemos la impresión de que la ciudad va por un buen camino hacia su adultez.


Fernando Nunez-Noda es Editor de Neorika y residente de Doral. Este artículo es republicado del periódico Doral Times


 

Conversemos

Comentarios

Be the first to comment on "Doral (Florida), la Adolescente"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*