La Historia del Universo en Un Día

Composición  sobre foto de Pixabay.
Composición sobre foto de Pixabay.

enmasde1minuto

¿Qué pasa si comprimimos la historia del universo conocido en 24 horas?

Fernando Nunez-Noda

La edad del universo físico detectable no se conoce exactamente. Cuando comenzó la radioastronomía se le atribuyó una edad cercana a entre 12 y 15 millardos. Esa es una cantidad pasmosa de tiempo: lo que ha tenido que transcurrir desde el pretendido Big Bang hasta nuestra sociedad, que al menos puede calcular y soñar.

Para no entrar en polémicas, digamos sin mayor discusión, que son 15 mil millones de años de historia cósmica. El asunto es que la vamos a compactar en un día. Todo ese inimaginable tropel de energía en 24 horas.

El fósil más antiguo encontrado, de 600 millones de años.

El fósil más antiguo encontrado, de 600 millones de años.

Cada hora equivaldría a 625 millones de años. Si retrocedemos ese tiempo llegamos a un planeta Tierra con sus primeras formas de vida. Los fósiles más antiguos (en la imagen) tienen 600 millones de años aproximadamente. Sesenta minutos abarcan un ciclo y llegan de bacterias a personas capaces de leer un blog.

Secamente, un minuto contendría 10 millones cuatrocientos mil años. Hace tanto tiempo ya existía el primer homínido, salido de África y extendido a buena parte de Asia. Nada de piedras pulidas, ni dibujos en cuevas, ni fuego manufacturado… Esos sesenta segundos, tan comunes y ligeros (“minuto” viene del Latín para “pequeño”) nos llevan a una fase cuadrúpeda de nuestros antepasados.

Un segundo (al cual dedicamos una entrada) comprimiría 173 mil seiscientos años en su parpadear. Hace poco menos de un segundo, el homo sapiens en su forma moderna ya deambulaba por este mundo y presenciaba el inicio de la última glaciación.

La mitad de un segundo encerraría 86.800 años. Entonces la última glaciación sometía con su gélido yelmo a más de la mitad del planeta. El homo sapiens moderno se diseminaba a lo largo y ancho de Eurasia. En la mitad de un segundo un corredor olímpico puede dejar atrás cinco metros, pero en su equivalente histórico, nuestros antecesores están todavía a casi 80 mil años de la historia.

El récord mundial de los 100 metros en carrera olímpica lo tiene el jamaiquino Usain Bolt, quien en Berlín el 16 de agosto de 2009 paró el reloj a los 9,58 segundos. Eso significa, nueve segundos y 5,8 décimas o 58 centésimas de segundo.

Una décima de segundo (1/10) en nuestro juego da cabida a 17.361 años, tiempo en el cual ya era inminente el dominio de nuestra especie: con fuego y armas, artes y lenguaje, simbología y religión, una mentalidad abstracta que pronto desarrollaría la agricultura y las primeras ciudades.

En una centésima en el ejercicio que nos ocupa, ocurren 1.736 años. Esa cantidad atrás nos lleva al 270 dEC, un período de gran crisis para el Imperio Romano (incluso el Emperador fue llevado cautivo a Persia).

Una milésima de segundo significa 173 vueltas al sol. En 1833 el imperio británico abolía la esclavitud en su vasto dominio, las guerras carlistas comenzaban en España y, un año después, finalizaba la Inquisición en ese reino. Para entonces, Simón Bolívar tenía tres años fallecido en suelo de la Gran Colombia y las repúblicas que había libertado ya tomaban sus propios caminos.

Una millonésima de segundo llega hasta poco más de un mes. A ver, hace una millonésima de segundo ¿qué estaba usted haciendo?


Fuente: Ciberneticón

 

Conversemos

Comentarios

Be the first to comment on "La Historia del Universo en Un Día"

Leave a comment