La Familia Inmigrante Funciona Mejor Como Equipo (de Milagros González)

familia-pixabay

enmasde1minuto270

Milagros González

Muchas veces, el anhelo de un futuro mejor para los hijos es el principal combutible para emigrar y empezar de cero en otro país. Si de por sí ser inmigrante no es fácil, ser padre e inmigrante es aún más difícil. Un inmigrante soltero, o una pareja sin hijos puede lanzarse a la aventura sin temor. Un padre no corre riesgos, le urge caminar sobre seguro, pues proveer lo necesario para el hogar, para los hijos, no es opcional. Sin embargo, tener tal responsabilidad a cuestas a la larga puede ser muy beneficioso. Es un estímulo que obliga a ser exitoso como inmigrante.

Cuando se toma la decisión de emigrar y se pone en práctica, es importate pensar en la familia como un equipo, y hay que hacer a los hijos partícipes de la aventura que la familia emprende. Que conozcan las dificultades, que celebren los éxitos.

Que aprendan junto a sus padres a vivir en un país nuevo, a entender y aprender la nueva cultura. Esta etapa inicial como inmigrantes puede ser un tesoro en la educación de los hijos: las carencias, las dificultades, los fracasos, los éxitos y las alegrías, todo debe vivirse como un grupo familiar que camina unido hacia un mismo objetivo.

Los padres son los capitanes del equipo, pero sin jugadores, que impulsen la pelota no se puede llegar lejos. Es necesario que los hijos sepan que ellos también son piezas capitales del proceso de migración y adaptación. El éxito de la familia es tarea de todos.

Es comprensible que queramos proteger a los hijos de las dificultades, de las tristezas que lógicamente van a surgir. Emigrar plantea emociones duales: alegría ante la perspectiva de un mejor futuro, tristeza por los afectos que se dejan atrás, miedo ante la incertidumbre, valentía ante los retos. Todas estas emociones pueden ser manejadas por el grupo familiar, siempre que sean transmitidas sin ansiedad, con la confianza en que juntos todo puede superarse.

Cuando se actúa en equipo, todos ganan. Los padres comparten sus temores y los hijos se sienten partícipes y protagonistas de una experiencia que siempre será fundacional para el resto de sus vidas.

 


Foto: Pixabay.

Conversemos

Comentarios

Be the first to comment on "La Familia Inmigrante Funciona Mejor Como Equipo (de Milagros González)"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*