Oleoducto Keystone: ¿Ambiente vs Economía? (Nota Editorial)

notaeditorial1-keystone

Nuestra primera Nota Editorial se refiere a una decisión del gobierno de Barack Obama que busca la consistencia ambiental aunque lo críticos custionen el sentido económico.

El rechazo del gobierno de Obama a la construcción del Oleoducto de Keytone XL (un tramo de 1,897 km o 1,179 millas entre Alberta, Canadá y el estado de Nebraska), va a levantar obvia discusión en los medios. A primera vista parece corresponderse con un comportamiento coherente de la Administración de Obama, aunque haya dudas sobre su sensatez económica. De nuestros editores, hemos recogido y compilado puntos a favor y en contra de esta decisión.

PROS

  • Representa una respuesta al tema del cambio climático y la necesidad de reconocerlo y actuar en consecuencia. Sitiado por la negativa del Congreso a ratificar el Protocolo de Kioto, el gobierno con esta decisión deja pocas dudas sobre su compromiso al respecto.
  • Fortalece la credibilidad del país de cara a futuras negociaciones, como las derivadas de la Conferencia de la ONU sobre este tema, en menos de un mes.
  • Responde a temores de organizaciones ecologistas que han denunciados los riesgos del proyecto y denunciado al gobierno de hacer poco al respecto.
  • Se realiza en momentos en que EEUU, gracias al “fracking” y otros métodos de fractura hidráulica de extracción, se dirige a una autosuficiencia petrolera que ha reducido a la vez la dependencia del hidrocarburo importado y el precio en las estaciones de gasolina.

CONTRAS

  • Si el veto al proyecto significa una excesiva protección ambiental, no vale la pena como legado. La mayoría de los países desconoce o no cumple muchas de las provisiones de estos protocolos. Ejemplo: China, signatario  desde 1998.
  • El transporte de petróleo y derivados es mucho más seguro por oleoductos que por sistemas viales, marítimos o por tren. La Association of Oil Pipe Lines afirma que en 2014 se distribuyeron 3.4 MM de barriles con 99% de entregas seguras.
  • Transcanada, actual propietaria del proyecto ha informado que la construcción de la obra hubiera podido generar 9 M puesto de trabajo y unos $3 MMM al PIB de EEUU.
  • El Oleoducto reforzaría la independencia petrolera de EEUU en otro sentido:  en vez de comprarle a países hostiles, aumentaría los negocios con un país amigable y aliado: Canadá.

Las notas editoriales recogen y compendian visiones a veces consistentes, a veces disímiles sobre tópicos de importancia para nuestro usuarios.
Imagen: Captura de pantalla en Google Images bajo la búsqueda “Keystone Pipeline XL”.

 

 

Conversemos

Comentarios

Be the first to comment on "Oleoducto Keystone: ¿Ambiente vs Economía? (Nota Editorial)"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*