Por qué Flaquea el Populismo y Por Qué Puede Repuntar (José Clavijo)

Recep Tayyip Erdogan, autoritario presidente de Turquía. (Foto: Pixabay).

José Clavijo es articulista de Neorika. Como internacionalista y diplomático, su visión global agrega mucho valor al análisis común que suele ser muy local.

A continuación un sumario de su artículo, publicado en la Revista de Relaciones Internacionales de la Universidad Autónoma de México.

El artículo señala que el populismo es un fenómeno recurrente en la historia que ha resurgido en los últimos tiempos. Mientras que el populismo personalista de izquierda en Sudamérica está en declive, en Estados Unidos experimenta un auge bajo la errática presidencia de Donald Trump a la vez que, en Europa, una procesión de elecciones determinará si el populismo de extrema derecha prosigue su implacable marcha hacia fronteras cerradas o si prevalecerán criterios más comedidos.

No obstante, aunque factores económicos, demográficos, culturales y geográficos contribuyen a una sensación de desasosiego que han propulsado las tendencias populistas, el hecho es que probablemente estamos viviendo en el periodo más próspero y pacífico de la historia. Si bien el artículo expresa optimismo en torno a los resultados electorales en Europa, también destaca que el desprestigio de los políticos y la atomización de los partidos políticos tradicionales podrían obstaculizar la implementación de las políticas necesarias para atenuar el desafío populista.

Finalmente, señala que los desafíos que acechan la comunidad internacional requieren soluciones mancomunadas y que el populismo –que tiende a generar miseria y exclusión– no es una alternativa  viable.

In English

The article states that populism is a recurrent phenomenon throughout history, and it is coming back once again. While leftist populism is in decline in South America, in the United States it is experiencing an upswing under the erratic presidency of Donald Trump, whereas in Europe, a succession of elections will determine if extreme right populism

Extractos

Introducción: populismo y populistas a través del tiempo

Marine Le Pen y Evo Morales, Geert Wilders y Rafael Correa, y por supuesto, no olvidemos a Donald Trump y Hugo Chávez. ¿Podrían personalidades tan disímiles, provenientes de culturas antípodas, tener algo en común? A primera vista, no. Pero al franquear las evidentes diferencias estilísticas, sucede que comparten visiones iconoclastas y rasgos autoritarios. Todos tienden a percibir con suspicacia el orden establecido, en particular las élites gobernantes y los partidos políticos tradicionales, fustigándolo por considerar que no representa los intereses del “verdadero” pueblo.

De ahí el cuestionamiento al status quo, ya sea interno (Sudamérica), regional (la Unión Europea) o el desconsuelo que produce una disminuida percepción de grandeza (Estados Unidos). Todos tienen un exaltado sentido de nacionalismo, en algunos casos discerniéndolo bajo criterios étnicos y religiosos excluyentes. Finalmente, todos son populistas del siglo XXI.

El populismo, que no es un fenómeno nuevo, ha brotado en diferentes lugares y periodos a lo largo de la historia. Ya existía una facción populista en el Senado romano, llamada los “populares”, que favorecía la causa de las masas. Durante la Reforma protestante en Alemania, rebeliones campesinas y comunales desafiaron las rígidas jerarquías de la época. Tanto la Guerra Civil inglesa como la Revolución Francesa fueron, en esencia, revueltas populistas violentas que buscaban deponer fastuosas monarquías.

El populismo irrumpió en el siglo XX. Así, contribuyó a apuntalar el nacionalsocialismo en Alemania y permeó profundamente la política en América Latina. También sacudió, aunque con menos ímpetu, a Estados Unidos. Donald Trump no es sino el más reciente exponente de una notoria lista que abarca desde los pendencieros Huey P. Long y Joseph McCarthy hasta los iconoclastas candidatos presidenciales Ralph Nader y Ross Perot. Tanto el movimiento Occupy Wall Street como el Tea Party son diferentes facetas del sentimiento populista estadounidense.

Aunque el populismo subyace en sistemas económicos-políticos de todo tipo, en tiempos recientes tiende a manifestarse en sociedades democráticas, ello seguramente porque los regímenes totalitarios, con omnipresentes aparatos de seguridad, toleran mal cualquier desafío al orden establecido. De esta forma, trascendiendo divisiones ideológicas, el populismo intenta explotar instituciones frágiles y élites desacreditadas con el pretexto de enmendar injusticias genuinas o imaginarias. Al igual que en el pasado, el brote actual de populismo se nutre de crisis financieras y de las angustias que producen periodos de profundas transformaciones sociales. Su más reciente manifestación está convergiendo en las democracias liberales de Occidente.

Lea el resto del artículo. Puede bajar allí el PDF


José Clavijo tiene una Maestría en Políticas Internacionales, Universidad de Bristol, Reino Unido. Cuenta con estudios de Ciencias Políticas en la Universidad de Nueva Orleans, Estados Unidos, y en la Universidad Americana de El Cairo, Egipto. Tiene especialidad en estudios del Medio Oriente. Diplomático venezolano de carrera jubilado. Sirvió en Túnez, Dinamarca, India, Japón, República Dominicana, Filipinas y Marruecos. Jefe de la División de Asia y Oceanía y funcionario en la Oficina de Planificación Estratégica.

Conversemos

Comentarios

Be the first to comment on "Por qué Flaquea el Populismo y Por Qué Puede Repuntar (José Clavijo)"

Leave a comment