Trabajar en EEUU: Sobrecalificación vs. Descalificación (de Leopoldo Brandt)

leopoldo-brandt-sobre-des-c

enmasde1minuto270

Leopoldo Brandt
exclusivo para Neorika

Hay un punto justo para que el trabajo que aspira sea suyo.

Una gran mayoría de profesionales que emigran a los Estados Unidos encuentra dos retos: están sobrecalificados para el trabajo que deben tomar de inmediato para poder subsistir y  por otra parte, no obstante una dilatada experiencia profesional, al no ser local o comprendida a cabalidad, los descalifica para desempeñar dicho cargo. Estas son dos razones de peso para que no nos consideren o nos respondan rápidamente que no calificamos con o un cortés y mecánico “gracias por aplicar”. Aunado a lo anterior, el hecho de que un reclutador  invierte un promedio de 4 segundos en cada resume, hace que  conseguir empleo se  convierta en algo frustrante y abrumador.

La sobrecalificación es algo que no podemos evitar. O es un juicio de valor de parte de la persona que  vio nuestro perfil o sencillamente es una realidad. Pero respecto al segundo punto, es responsabilidad de cada quien expresar de forma clara y concisa su experiencia en el resumé y traducir los logros de su carrera para que puedan ser entendidos en inglés y determinar si los mismos coinciden con los requisitos exigidos.  Es razonable pensar que una persona  sobrecalificada que comienza en un puesto sencillo,  en el corto plazo buscará algo mejor o más acorde con su preparación, razón por la cual la empresa contratante perdería el tiempo y dinero invertidos. Al reclutador no le interesa saber que tenemos experiencia en algo parecido a las exigencias del cargo, por el contrario, quiere saber qué parte de nuestra experiencia puede serle útil a su cliente de acuerdo con la descripción del puesto. Si no poseemos las habilidades necesarias o esenciales, muy probablemente estemos descalificados de entrada.

Consideramos válido lo que muchos profesionales hacen, de conseguir trabajo en lo que esté disponible, y en paralelo seguir buscando un trabajo que reúna sus condiciones profesionales y salariales. Sin embargo, no debemos quedarnos estancados en este trabajo inicial, no obstante la comodidad del mismo. Aunque siempre existe la posibilidad de crecer dentro de esas organizaciones, para personas de cierta edad, eso sencillamente no ocurrirá. Cuando asesoramos sobre estrategia migratoria, incluso internamente en EEUU, hacemos énfasis en continuar preparándose en el idioma local, para fortalecer el perfil y aumentar las posibilidades.

Luego del dominio del idioma debemos tratar de tomar cursos que nos permitirán ponernos al día en los temas de nuestra especialidad, para que la curva de aprendizaje sea lo más pequeña posible.  No olvidemos nunca que nuestro resumé es sólo uno entre los  cientos que han aplicado a la misma posición.  Si no corregimos o ajustamos el mismo, esto repercutirá en una búsqueda efectiva de empleos a nuestro nivel profesional y alargará innecesariamente nuestra estadía en posiciones no acordes a nuestras expectativas. Somos nosotros los que nos estamos incorporando y adaptando al ciclo laboral de EEUU y no al revés. Debemos hacer todo lo posible y de la forma más rápida para que dicho proceso se logre.

 


Leopoldo Brandt es CEO y consultor de Antesala NorteSi desea saber más, escríbale a CEO@antesalanorte.com


Imagen inicial: Pixabay.

Neorika no se solidariza o avala las posiciones de sus colaboradores en artículos de opinión, las cuales son responsabilidad exclusiva de los respectivos autores.

Conversemos

Comentarios

Be the first to comment on "Trabajar en EEUU: Sobrecalificación vs. Descalificación (de Leopoldo Brandt)"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*